Eficacia del PrEP

Es una terapia muy eficaz para prevenir la infección por VIH. El uso adecuado y debidamente supervisado por un especialista reduce el riesgo de infección por VIH hasta en un 99 por ciento. Cuando PrEP se combina con otras estrategias de prevención del VIH, como condones o tratamiento como prevención, la protección es aún mayor.

Ver preguntas frecuentes

Eficacia del PrEP

PrEPguntas frecuentes

La profilaxis pre exposición (PrEP) ha demostrado ser altamente efectiva en la prevención del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), a través de diferentes estudios, donde se ha reportado que si se toma de manera adecuada puede ofrecer niveles del 99% de prevención (A. Fonner, y otros, 2016)

No, ya que PrEP es una estrategia para las personas VIH negativas, que pueden contraerlo mediante prácticas sexuales de riesgo o uso de drogas inyectables; para el tratamiento de VIH se requiere la combinación de diferentes medicamentos que dependen del estado de la infección, la carga viral, entre otras.

Si tu pareja es VIH positivo te sugerimos acercarte a una organización o institución dedicada a la atención de salud sexual donde puedas hacerte una prueba de VIH y recibas una valoración por un profesional de la salud. PrEP es una estrategia de prevención ante el VIH que ayuda a reducir el riesgo de infección. No es una cura para el VIH y siempre deber ser bajo prescripción médica.

Aunque se ha reportado que la toma diaria de la PrEP previene más del 90% de las infecciones por VIH, seguramente has escuchado que la gente la usa de diferentes formas. La mejor estrategia de prevención te la podrá decir un especialista en enfermedades infecciosas. PrEP solo debe ser recetado por un profesional de la salud, de preferencia con experiencia en el manejo de enfermedades infecciosas. Recuerda que protege contra el VIH, pero no contra otras ITS, por lo cual hay que realizar un seguimiento frecuente con visitas regulares al médico.

En ocasiones se han registrado náuseas y por lo general, desaparecen con el tiempo. En caso de que algún efecto secundario te moleste o no desaparezca, consulta con el especialista.

Si crees que puedes tener algún riesgo de contraer el VIH, te recomendamos acercarte al médico especialista para que, además de ofrecer información asertiva, pueda dar las alternativas de prevención y protección que tú necesitas.

El condón brinda hasta un 99% de protección, aunque siempre ocurren accidentes. Por lo tanto, la combinación de estrategias para prevenir una infección por VIH y otras ITS es la mejor medida, orientada y supervisada por profesional de la salud calificado. Recuerda que el objetivo de PrEP es reducir el riesgo de infección por VIH y no brinda protección contra otras enfermedades de transmisión sexual de las cuales te previene el uso de condón.

Recuerda: PrEP es un tratamiento serio y no te puedes automedicar. No se trata algo recreativo, ni para salir de fiesta. Es un tratamiento médico y, por lo tanto, lo prescribe un médico (Silapaswan, Krakower & Mayer, 2017).